Si bien es cierto que todas nuestras carteras se han comportado positivamente en estos primeros seis meses, también es cierto que han quedado por detrás de sus índices de referencia. Tras un complicado y negativo año 2018, nuestra cautela y celo por proteger el patrimonio de nuestros clientes ha derivado en comportamientos de gestión ciertamente más conservadores que los respectivos índices.

Seguir leyendo