Grafico - Value Tree

En una semana que comenzó bien por la modificación al alza del FMI de sus previsiones de crecimiento mundial, se fue perdiendo fuelle hasta llegar al jueves a la rueda de prensa de Draghi después de la reunión de política económica del BCE. En ella, a pesar de no producirse cambio alguno, se apreció poca determinación en sus palabras para frenar el alza del euro. Como resultado, caídas en las bolsas (especialmente en Alemania, por el peso de la compañías exportadoras, aunque alguna como la española aprovechó el efecto positivo en la banca para revalorizarse), subida en la rentabilidad de los bonos soberanos (sobre todo el alemán) y del euro frente al dólar, que pasó del 1,26 aunque finalmente se relajó el tema por las declaraciones de Trump en Davos, en las que contradecía al secretario del Tesoro y aseguraba que quería un dólar fuerte. Por último, la bolsa norteamericana seguía en máximos y se revalorizaba por encima del 2%.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *