Grafico - Value Tree

La semana bursátil no pintaba nada bien después de las caídas acumuladas, del resultado de las elecciones italianas y de los “aranceles Trump” que ya estaban tomando cuerpo. Sin embargo, las compras poco a poco se iban imponiendo, acelerándose a finales de semana tras la reunión del BCE y tras el buen dato de empleo en Estados Unidos. Finalmente, la mayoría de los índices terminaron con subidas superiores al 2,5% e incluso al 3,5%. En renta fija no ha habido muchas novedades, con los índices casi planos, si bien vuelve a subir la rentabilidad de la deuda pública estadounidense y se ha registrado un aumento en los diferenciales de crédito. En el mercado de divisas el euro no tuvo movimientos significativos, aunque cedió ligeramente frente al dólar y a la libra.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *