El 2018 se ha presentado como un año difícil en cuanto a las decisiones de inversión. Las medidas proteccionistas de Trump y la guerra comercial que está desatando son unas de las mayores generadoras de volatilidad para los mercados, tanto de materias primas, como de renta variable y renta fija. A ello debemos añadir el fin de las políticas monetarias expansivas.

Ver más.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *