nota informativa

Estimado cliente:

Esperamos que tanto usted como su familia se encuentren bien.

Como sin duda sabe, estamos viviendo un verdadero drama sanitario y social y en los mercados financieros hemos vivido dos meses muy intensos marcados por los siguientes acontecimientos:

  • Una terrible caída próxima al 40% (tanto del Eurostoxx50 como del S&P500 americano) entre el 20/02 y el 18/03.
  • Una fuerte recuperación del 25% (tanto del Eurostoxx50 como del S&P500 americano) entre el 18/03 y el 17/04.

Como suele ocurrir en situaciones tan graves e inciertas, la primera reacción epidérmica, dirigida por el miedo, ha conducido a unas ventas generalizadas y exageradas de todos los activos (incluyendo también los bonos de todo tipo, el petróleo o incluso el oro por ejemplo que, sin embargo, muchos inversores siguen considerando como un “valor refugio”).

Tras estos movimientos bruscos y de gran tamaño, hemos vuelto aparentemente estos últimos días a un comportamiento más “normal” de los mercados, sin tampoco estar exento lógicamente de mucha volatilidad. La recuperación de los índices ha sido notable, pero seguimos todavía muy lejos (entre el 20% y el 30%) de los niveles máximos marcados a finales de febrero.

¿Será la calma antes de la tormenta?

En Value Tree unca hemos intentado adivinar el futuro y menos todavía en estos momentos tan inciertos. No obstante, los primeros resultados empresariales de los últimos días no han sido tan catastróficos en general como para pensar que deberíamos prepararnos rápidamente para otra oleada de caídas generalizadas en ambos lados del Atlántico. Además, los bancos centrales han reaccionado de manera contundente (con inyecciones de liquidez de billones de € y USD) para tranquilizar a los inversores.

Durante la fase de fuerte corrección (primera mitad de marzo), hemos actuado rápidamente para proteger las carteras con dos decisiones sencillas y lógicas:

  • Hacer bastante liquidez (alrededor de un 30%) en las carteras y los fondos de inversión.
  • Construir una serie de barreras de protección (con opciones descorrelacionadas de los índices bursátiles).

Con toda modestia y como no seremos nunca ni magos ni adivinos de bola de cristal, no hemos podido evitar ciertas caídas en las carteras (independientemente de los perfiles de riesgo), pero sí que hemos conseguido por lo menos mitigar las consecuencias negativas de la tormenta.

Y ahora… ¿qué?

A corto plazo, no vamos a asumir riesgos innecesarios ni dar giros bruscos en nuestra gestión ordenada de esta crisis. Es decir, somos ahora más oportunistas que agresivos en nuestra gestión. Tendremos tiempo para ser más atrevidos (con compras masivas de renta variable) cuando tengamos más visibilidad acerca de la evolución económica y social de nuestro entorno.  Por lo tanto, preferimos no participar plenamente a la recuperación de los mercados desde el primer día, si eso nos permite mantener una posición conservadora que podría ser bienvenida en caso de nuevos problemas durante las próximas semanas (como una eventual nueva oleada de infección tras el próximo desconfinamiento, por ejemplo).

Conclusión

En Value Tree estamos todos los miembros del equipo plenamente activos y deseosos de mantenerle informado en todo momento. Por ello, no dude en contactarnos si desea conocer con detalle nuestros planes para intentar recuperar la mayor senda alcista posible en su cartera sin tampoco sacrificar el sentido común que nos invita a seguir siendo prudentes en estos momentos.

Cuídese mucho y, una vez más, muchas gracias por su confianza.

Cordiales y sinceros saludos.

El Comité de Dirección de Value Tree AV